Ciertamente el té, es una de las formas más comunes de consumir el Kratom, cuando viene en polvo, y no se necesitan grandes cantidades para hacer visibles resultados que han logrado en personas con enfermedades crónicas a mitigar algunas de las molestias más frecuentes como el dolor agudo.

El kratom no es una medicina, es un complemento natural que te ayuda a tratar algunos padecimientos como dolor en el cuerpo, migrañas y en algunos casos a dejar adicciones a drogas fuertes como la cocaína y las metanfetaminas.

Además del té existen otras alternativas para poder consumirlo, que puedes intentar para averiguar cual es la que se adapta más a tu estilo de vida o con cual te sientes más cómodo.

Te pasamos algunos tips:

  • En polvo consumir té es la opción numero uno
  • Mascar las hojas, no en todos los países es faácil obtener las hojas de Kratom, pero si las tienes, puedes mascarlas como si fuesen una hoja de menta.
  • Otra opción sin duda diferente es el llamado método “toss and wash” que es una dinámica para consumirlo en polvo, pero en lugar de hervirlo con el té es tomarlo y después pasarlo con agua, similar a la toma de una tableta pero directamente el polvo de kratom.
  • Las cápsulas de kratom es una variedad de los métodos para utilizar el polvo, se dice que incluso puede aprovecharse más la sustancia de ésta manera, sin embargo uno de los probables efectos secundarios es que puede ocasionar diarrea, no en todos los casos, recuerda que cada metabolismo es diferente, por lo que te recomendamos tener una dieta alta en fibra.
  • POR NINGUN MOTIVO lo consumas fumado, pues no funciona y solo ocasiona el desperdicio de la sustancia.

CONSEJO DE SUMA UTILIDAD Como cualquier hierba que se cultiva aún con todos los cuidados de higiene, de sanidad necesarios para el consumo humano o exportación, nunca está de más tomar alguna otra precaución. Se ha asociado la aparición de Salmonellosis, debido a que en algunos lugares no se permite su consumo libremente, por tal motivo no se puede tener una garantía al 100% de que venga con todas las medidas sanitarias, por lo que prepara tu Kratom en té o infusión es la forma más segura de consumirlo, pues el fuego mata cualquier microorganismo que pueda ser un polizón en el kratom.

LOS EFECTOS DEL KRATOM EN MI VIDA DIARIA

El Kratom es muy dinámico pues sus efectos pueden ser variables no solo dependiendo del organismo sino de las condiciones emocionales y de salud que presente quien lo consume.

Los efectos del kratom son similares al opio pero no son los mismos ni en iguales niveles, en algunos lugares es llamado “el opio de los pobres” pues es mucho más económico y fácil de conseguir. El kratom tiene la dualidad de ser un sedante y un estimulante al mismo tiempo.

Algunas personas dicen no notar una diferencia al poco tiempo de su consumo, otras que les ayuda a obtener energía en lugar de la cafeína que es sumamente adictiva, y en otros el efecto de sedación les ha ayudado a controlar dolores musculares y reumáticos.

EL KRATOM Y SUS EFECTOS FÍSICOS

El kratom puede ser de suma utilidad en casos físicos como algunos ejemplos a continuación:

  • Sirve como un analgésico, que ayuda no a quitar el dolor de un segundo a otro pero si de volverlo menos invasivo y fuerte hasta lograr controlarlo o hacerlo desaparecer definitivamente
  • Funge como relajante muscular, sabemos que en estos tiempos, en donde la gente convive de frente con el estrés será muy común presentar tensión física en los músculos a causa de lo mismo, o bien si tienes un traumatismo ocasionado por la práctica de algún deporte
  • Provoca sensaciones de bienestar y calor
  • Es un buen supresor para la tos, pues ayuda a disminuir considerablemente los síntomas de gripes comunes

Puede presentarse una respiración mucho más relajada y leves mareos o náuseas en personas que lo consumen por primera vez, como cualquier medicamento, tiene un proceso para que el cuerpo logre adaptarse y aceptarlo.

KRATOM Y SUS EFECTOS PSICO EMOCIONALES

Las emociones son muy potentes en nosotros y forman de las causas número uno en los malestares físicos que presentamos, los pensamientos negativos se transforman en dolor, inflamación, gripes y otros padecimientos, por lo que el Kratom ayuda a liberar esa parte dando una sensación de relajación ayudando a que poco a poco esos pensamientos negativos desaparezcan, por lo que se obtiene una llamada liberación mental en la que aquellos pensamientos que están bloqueados o retenidos puedan fluir.

En algunos casos puede verse la euforia, o la empatía, pues se abren panoramas emocionales que nos permiten ver las cosas desde una perspectiva diferente, mucho más relajada sin necesidad de antidepresivos, por lo que si meditar es lo tuyo, el kratom te sería de mucha ayuda.

Otro efecto emocional del kratom es que te ayuda a levantar el ánimo, la buena actitud y el pensar que cualquier cosa es posible, seguramente es un umbral que muchos no abren a menudo, pues por lo general los pensamientos de fracaso predominan, hay mas personas deprimidas de lo que tu te puedes imaginar.

Según sus dosis puede dar un efecto sedante, ideal para controlar trastornos del sueño e insomnios, ayudando a tener no un mejor sueño sino un sueño reparador, un verdadero descanso. Dentro de éste descanso pueden darse saltos en los sueños, revelaciones del inconsciente como si un cuerpo astral tuyo pudiera tener contacto con otras dimensiones que dominan tu mente, y que gracias a esto puedes llegar a entender puntos que en un estado consciente no lograrías.

Un efecto, secundario por decirlo de alguna manera es que al igual que algunos derivados del opio (cabe destacar que el kratom no es un opiáceo) al estar acostado y muy variante de la dosis puede dar una sensación de no estar en contacto con la tierra.

El kratom, es un alternativa natural para mejorar aspectos de tu vida cotidiana que un medicamento alópata te brinda con efectos secundarios permanentes.

Cabe mencionar que el Kratom no es adictivo y que la administración del mismo debe ser con previa información y bajo la tutela de alguien consciente del objetivo que tiene al consumirlo.

55 7855 1343